jueves, 19 de abril de 2012

Un caracol con historia

Ayer Guillermo nos presentó a Comelechuga, su caracol. Un caracol que perdió en octubre y que ha permanecido en un rincón de su casa hasta ahora. ¡Y vive!.  Vive porque según nos han dicho, los caracoles, como los osos... hibernan. Aún no le hemos visto ni un cuernecito, pero no me extraña porque está rodeado de 24 pares de ojos expectantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...