domingo, 1 de febrero de 2015

DÍA DE LA PAZ 2.015

Superadas las pruebas de Duendi, sólo nos restaba esperar a saber si íbamos a ser elegidos duendes de la PAz y de la alegría, como el curso pasado... Y, ¿qué creéis?

Salimos a cantar con todo el cole dos canciones que nos enseñó la seño de apoyo, Alejandra.



Y la que ya conocíamos del año anterior. Paz, paz, paz de Juanes.


A pesar del frío, nos gustó encontrarnos con todos los niños del cole unidos en este gran corro.





Y cuando llegamos a clase...¡qué sorpresa! Duendi nos había dejado unas coronas de pichones, como la poesía de Trato Hecho, 


Que lucimos así.





Y, unas varitas mágicas, de la felicidad dulce... Y eran efectivas porque a todos se nos pudo una sonrisa de oreja a oreja, a los que les gustan las chuches porque se les hacía la boca agua, y a los que no les gusta, por lo bonito en sí de la varita o por poderla compartir con la familia.



De modo que, de nuevo, volvemos a ser ayudantes de este Duende tan especial, con la responsabilidad  que ello conlleva.





2 comentarios:

  1. Aquí te dejo mi regalito, espero que te guste.http://unamochiladesuenos.blogspot.com.es/2015/02/esta-tarde-de-domingo-la-voy-dedicar.html

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las varitas dulces, a mi seguro que también se me pondría una sonrisa de oreja a oreja ja ja y las coronas de pichones son preciosas. Estan todos guapísimos con ellas. Un abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...